Ya hemos hablado en otro post sobre las diferencia entre asilar térmicamente por el exterior o por el interior cuando estamos  pensando en rehabilitar la fachada de nuestro edificio.

Resumiendo el post anterior, éstas son las ventajas:

  • Ahorro energético:

Se consume menos energía y eso se refleja en la factura energética (electricidad, gas, etc.)

  • Calificación energética:

Al conseguir una vivienda con menos consumo energético, se consigue una mejor calificación energética y esto revaloriza la vivienda o local.

  • Confort Térmico:

Hay una temperatura constante en el interior del edificio, da igual si es verano o invierno.

  • Eliminación de condensaciones:

Al eliminar los puentes térmicos se eliminan las condensaciones y por lo tanto las humedades en el interior del edificio.

  • Ayudas al medio ambiente:

Reduces las emisiones de CO2 que producen los equipos de calefacción y climatización.

  • Menos obras:

Aprovechas la colocación de andamios de la rehabilitación de fachada para las obras por lo que no  afectan al interior del edificio.

Hoy veremos las diferentes formas de aislar por el exterior.

01 FACHADA VENTILADA


La fachada ventilada es un sistema constructivo de cerramiento que consiste en una hoja interior a la que se ancla una subestructura metálica que dará soporte a la hoja exterior no estanca.
Entre los elementos de la subestructura se coloca un aislamiento térmico sujeto por mortero adhesivo o por fijaciones tipo espigas plásticas.
Entre la capa aislante y la hoja exterior se forma una pequeña cámara de aire que permite el flujo de aire.

Ventajas:

La existencia de juntas entre las piezas de fachadas suaviza los efectos típicos de la dilatación a causa de la variación de la temperatura exterior y otros agentes atmosféricos.
Esto permite que la fachada presente buen aspecto durante mucho tiempo.
La hoja exterior ayuda a reducir la pérdidas térmicas, ya que en verano, la hoja exterior se calienta creando así un efecto convectivo que hace circular el aire en el interior de la cámara, mediante efecto chimenea que desaloja el aire caliente y lo renueva con aire más frío.
En los meses de invierno el efecto chimenea es inferior, siendo el aislamiento térmico interior el que mejora el rendimiento energético.
Aporta valor estético a la fachada rehabilitada dándole aspecto de obra nueva.
Y, a pesar de que el coste inicial es algo elevado, el análisis de la inversión a medio plazo confirma su absoluta competitividad respecto a otros sistemas como el de enfoscados tradicionales o monocapas que no aíslan térmicamente la fachada.

 

02 SISTEMAS SATE


El sistema SATE, es un Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior, que consiste en la colocación de placas aislantes adheridas por el exterior de la fachada del edificio. Las placas suelen sujetarse mediante adhesivos y fijación mecánica como tacos plásticos de gran resistencia mecánica y nulo deterioro por corrosión.
Los paneles aislante más habituales son de poliestireno expandido, pero existe de lana mineral, corcho, etc.
Este panel aislante se protege con una capa o varias capas de revestimiento reforzado con malla cuyo acabado final suele ser mortero acrílico con altísima capacidad de impermeabilización, pero a su vez es transpirable al vapor de agua y puede presentarse con distintas terminaciones: rayado, gota, fratasado o liso.

Ventajas:

Reducción de puentes térmicos por su continuidad en la colocación
Protección de los acabados de la fachada, ya es impermeabilizante a las lluvias y transpirable al vapor de agua de las condensaciones.
Es un sistema que ofrece una inmejorable relación calidad/precio, incluyendo una rápida instalación.

Conclusión:

Los dos sistemas representan las mejores opciones a la hora de rehabilitar una fachada, ya que además de proteger la fachada y alargar su vida útil, proporcionan aislamiento acústico y térmico, con todo el beneficio que eso conlleva.

La fachada ventilada es una estupenda solución ya que incorpora una mínima cámara de aire que ayuda al aislamiento térmico especialmente en verano y ofrece mucha variedad en acabados para la capa exterior.

Pero el sistema S.A.T.E. representa la mejor opción en cuanto a la excelente relación calidad/precio. Para más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies